English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Servilleteros temáticos

Mesa Temática

La hora del almuerzo y la cena es mucho más que el momento de reponer energías y alimentarse. A minutos de emprender el resto de la jornada o luego de un día agitado, sentarse alrededor de la mesa en familia y con amigos, invita a intercambiar opiniones y experiencias. ¿Por qué no cooperar para que el momento se disfrute plenamente?




Con ingenio y pocos elementos, sorprender a los comensales con un detalle diferente no resultará muy difícil. Antes de comenzar con la actividad, es importante elegir un tema y los colores que se presentarán en la mesa. Combinar el género de las servilletas con la cinta que se usará para confeccionar los servilleteros es el primer paso. Si el género es estampado, elegir una flor sencilla como adorno será lo más adecuado. Si el género es liso, un atado pequeño de flores con dos o tres variedades, causará un buen impacto. Si se trata de un almuerzo al aire libre, las flores frescas de estación son más económicas y un verdadero acierto.

Materiales

-6 cintas de colores

-6 flores frescas de estación

-6 números indicadores de dirección

Con los materiales ya elegidos, tomar la cinta y rodear con ella la servilleta y atar flojo con un moño o lazo. En el nudo de unión, colocar las flores elegidas y luego, ajustar la cinta.

Tips de decoración para la mesa

Cuando las servilletas son lisas y blancas, comprar una cinta bien ancha en un tono contrastante causará un efecto impactante. También conviene tener en cuenta la textura de las servilletas y de las cintas para logar un conjunto armónico.

Para servilletas estampadas, aplicar una cinta también ancha, con una textura diferente a las servilletas y en un tono que combine con el estampado.

También se puede utilizar una cinta de cuero para que la flor aplicada resalte con un toque diferente. Una alternativa diferente si no se desean usar flores frescas es aplicar un bouquet de flores desecadas, por ejemplo, de lavandas o fresias, para adornar la mesa con un toque delicado.

¡Números indicadores para que todo esté en orden!


Los números de metal (se compran en ferreterías y casas de herrajes) que se usan para la numeración de las casas, son una buena idea para usar en una reunión. En dorado o plateado, pueden combinarse con los colores de las servilletas. Para sumarlos a las servilletas, bastará con pasarles una cinta y sujetar con ellos las servilletas. Conviene usar números distintos y acordes con la cantidad de invitados para ordenar los lugares con una cuota de humor y elegancia.

Historia de una servilleta

El antecesor de la actual servilleta, el “touaille”, data del siglo XV y consistía en una tira de material larguísima, doblado en dos sobre una varilla y pegado a la pared como una toalla.

Hacia el siglo XVI nació la servilleta, bastante más larga que la que se conoce en la actualidad, elaborada con lino de damasco (hasta el siglo IXX los manteles y servilletas eran de este material, cuyo nombre proviene de la ciudad con idéntico nombre en Siria). El damasco de seda era famoso en esa época y luego fue reemplazado por el damasco de lino, creado por los países del norte de Europa que no contaban con materiales para refinar. La tradición que perduró más de 200 años y que estaba de moda en esa época consistía en doblar manteles y servilletas con forma de pájaros, animales o frutas, como una especie de origami en tela. Con el arribo del algodón, material suave y práctico, el damasco se dejó de usar, la tradición de doblar servilletas desapareció gradualmente y el tamaño de las mismas disminuyó notablemente. Hasta el siglo XX, el tono predominante en las mesas era el blanco, tanto en manteles como en servilletas. Actualmente, el blanco en la mesa ha dejado lugar a los colores de todo tipo, oscuros, brillantes y pastel, mientras que las servilletas se utilizan en contraste con la tonalidad de los manteles y vajilla.

Visto en: http://www.enplenitud.com
2 comentarios

Entradas populares