English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

MARCOS: paso a paso

Es preciso cortar las molduras y ensamblarlas, de acuerdo a las medidas de la pintura u objeto enmarcado

De madera, aluminio, plástico o latón. Pintados o lacados. Los marcos son elementos decorativos que realzan un cuadro, una fotografía o una lámina. Los diseños y materiales de molduras ya listas para colgar en la pared son variados, pero también es posible montarlas en casa. En este último caso, es imprescindible saber cortar y ensamblar las distintas piezas.

Preparar las molduras

El primer paso consiste en medir el largo y ancho de la obra o fotografía que se quiere enmarcar. Estas medidas servirán como referencia para cortar la moldura y el cristal, la trasera y el passepartout, en caso de que se vayan a utilizar. Cuando se corte la moldura, hay que sumar a estas cantidades dos centímetros. De este modo, la pintura o fotografía no se destensan ni arrugan.

A continuación, se cortan los extremos de cada una de las cuatro piezas con un ángulo de 45º. Para ello, hay que marcar las medidas en la parte de la moldura donde se apoyará la obra. Esta zona se denomina rebajo.

Para que el corte sea lo más exacto posible, se debe utilizar una ingletadora o un serrucho de costilla, además de una caja de ingletes.

Con los cuatro listones cortados, se ensamblan. Se aplica cola blanca sobre los cortes realizados en la moldura y con una prensa de marcos o un fleje se fija el ensamblaje. En este paso hay que tener especial cuidado para que las esquinas queden bien encajadas, tanto en los ángulos internos como externos.

Tras un periodo de unas cinco horas, el marco ya estará listo. Si se observan irregularidades, habrá que aplicar cera de retoque para rellenarlas.

En caso necesario, se puede reforzar la moldura, sobre todo si el cuadro o la fotografía son de grandes dimensiones. Para ello, se pueden clavar en la parte trasera del marco unas grapas en forma de "U". Otra opción es atornillar a la moldura unas escuadras planas.

Cómo cortar el cristal protector


Si se quiere proteger la obra con un cristal, hay que cortarlo a la medida necesaria. Tras marcarla en él, se emplea una rulina (utensilio con un diamante industrial en uno de sus extremos) para cortarlo. El corte será preciso si se apoya el diamante en una regla de madera y se pasa por la línea de corte para provocar un rayado.

Después, se coloca la misma regla debajo del cristal, a unos milímetros de la línea de corte, en paralelo a la misma. Se hace presión con las manos y el cristal se partirá en dos por la línea rayada.
Publicar un comentario

Entradas populares