English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Esmerilado de Cristales


- Imagen: bg5000 -

Esta técnica consiste en pulir la superficie con polvos abrasivos hasta que el vidrio quede opaco
La técnica del esmerilado se emplea para conseguir que los vidrios de puertas y ventanas se tornen opacos. Consiste en pulir la superficie hasta que pierda translucidez y resulte imposible distinguir los elementos a través de los cristales. Con cierta pericia, polvos de esmeril y láminas de hojalata es posible obtener buenos resultados.

Proceso

El esmeril es una roca que, mezclada con otros minerales, se emplea para fabricar polvo abrasivo. Su dureza es tal, que consigue rayar todos los cuerpos, a excepción del diamante. Este material se utiliza para labrar piedras preciosas, dar brillo a metales, afilar herramientas y deslustrar cristales.
Para esmerilar vidrios, es preciso disponer de polvos de esmeril, láminas de hojalata y agua. Antes de iniciar la tarea y para asegurar el éxito del acabado, se recomienda practicar en un cristal de pequeñas dimensiones. La pieza debe colocarse sobre una superficie plana y estable que facilite la tarea. Las mesas de madera o las encimeras de mármol son las más apropiadas.
El esmeril se utiliza para dar brillo a metales, afilar herramientas y deslustrar cristales
Una vez que el cristal está fijado, hay que espolvorear toda la superficie con el esmeril. A continuación, se vierte agua sobre ella hasta que se forme una pasta líquida. Después, con la lámina de hojalata colocada en la palma de la mano, se frota el cristal con movimientos enérgicos y circulares. Se aclara la superficie y se repite la operación. Para finalizar el proceso, es necesario lavar el vidrio con jabón y aclararlo de nuevo con abundante agua. No es necesario realizar la tarea en las dos caras del cristal, basta con hacerlo en una para opacar el vidrio.

Precauciones

Cualquier tarea que se realice con cristales entraña ciertos riesgos. Para trasladar las piezas hasta la superficie de trabajo o para colocarlas de nuevo en puertas y ventanas, es imprescindible equiparse con guantes que protejan también las muñecas. Si no se dispone de ellos, sólo en casos puntuales se deben colocar cartones o gamuzas en los lugares por los que se sujetará la pieza. Si el cristal es de grandes dimensiones y no se puede abarcar, es preferible solicitar ayuda para transportarlo.
Antes de efectuar el traslado, es conveniente examinar la pieza para comprobar que no tenga esquirlas o irregularidades cortantes. En ese caso, se deben pulir los bordes. Para ello, hay que sumergir en agua un papel de lija de granulado medio y pasarlo con suavidad por las aristas del cristal hasta que se suavicen.

Usos decorativos

La técnica del esmerilado no sólo se emplea para restar translucidez a los cristales de puertas y ventanas, también se utiliza para fines decorativos. En este caso, en lugar de recurrir a polvos de esmeril, se usa ácido fluorhídrico y plantillas de plástico que reproducen los motivos que se deseen grabar sobre copas, vasos o cristales de puertas y ventanas.
Antes de aplicar el ácido, conviene limpiar la superficie con alcohol y fijar la plantilla después. A continuación, se extiende el ácido con un pincel y se deja actuar según el tiempo estipulado por el fabricante. Para finalizar, se elimina el producto con agua y se retira la plantilla.
 Fuente: EROSKI CONSUMER
1 comentario

Entradas populares