English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Cómo tasar sus artesanías

El precio que le pondrá a sus artesanías es una decisión muy importante. Si bien es usted el que en última instancia debe decidir lo que estas valen, aquí se brindan algunos consejos que la pueden ayudar en la tasación.
Decida cuánto usted (o su empleador) pagaría por cada hora de su trabajo.
Multiplique ese costo por el número de horas que le llevó producir el trabajo a mano, durante una semana.
Anote este numero: ese será su costo de trabajo semanal. (si usted necesita trabajar 40 horas por semana para terminar el o los productos, y cobra $ 10 la hora, el costo de trabajo semanal sería de $400.)
Calcule el costo total de los insumos necesarios para realizar el trabajo.
Determine cuántos objetos puede producir en una semana.
Multiplique el costo de los insumos necesarios, por el número de los objetos producidos en una sola semana. (si su costo de materiales por objeto es de $1, y usted puede producir 100 productos a la semana, el costo sería $100.)
Agregue esta cifra sus costos de trabajo semanal. (en nuestro ejemplo, sería $400 + $100 = $500)



Divida esta cifra por el número de objetos producidos en una semana. ( $500 trabajo/materiales dividido por los 100 productos terminados en la semana, daría un resultado de $5,00 por objeto).
Si vende al por mayor sus productos, multiplique este número por dos para saber el precio al por menor. (en este caso le daría un precio de $10 por producto.)
Compare este costo al de los productos similares en el mercado.
Si su precio es mayor que el de otros productos similares, puede que necesite reducirlo, bajando el costo de cada hora de trabajo, buscando insumos menos costosos, o aumentando su tiempo de producción.
Si su precio es perceptiblemente menor que el de otros productos similares, puede considerar subirlo un poco.
Consejos:

Generalmente, un producto de insumo se utiliza para varios objetivos. Por ejemplo, un pomo de pegamento de 40 gramos, sirve para pegar cientos de partes. Así, para saber el costo real del insumo, debe calcular cuántos objetos pueden ser producidos con uno solo, dividiendo el costo de este insumo por la cantidad de objetos producidos.
Esta formula no considera ningún otro costo a excepción de su trabajo y de los materiales. Tal vez le deba sumar el pago del alquiler del taller, de un empleado, o de la distribución, por citar algunos ítems.


Publicar un comentario

Entradas populares