English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Manualidades con niños: casas para pájaros

Las casas para pájaros hechas con los niños permiten acercar la alegría de las aves al hogar mientras se estimula la creatividad de los pequeños // Por CRISTIAN VÁZQUEZ desde www.consumer.es

Las casitas para pájaros son muy decorativas, tanto si están en jardines o terrazas. Su elaboración no es complicada, por lo que los niños pueden participar en esta manualidad y, de esta manera, a la vez que pasan un rato entretenidos, elevan su autoestima. Este artículo explica cómo fabricar con los pequeños casas para pájaros con tetrabriks, cajas de zapatos, botellas de plástico o madera. Además, detalla de qué manera usar estos nidos para decorar las habitaciones infantiles, con peluches o juguetes fabricados por los propios niños.



Manualidades con niños: casas para pájaros

Las casas para pájaros reúnen muchas características que las hacen atractivas para los niños. Por un lado está su aspecto funcional: al instalarlas en el jardín o la terraza, distintas aves se pueden acercar y los habitantes de la vivienda pueden disfrutar de su colorido y su canto. Por otro lado, también resultan decorativas, ya que permiten emplearse como adornos, colgadas en la habitación de los pequeños.
-->

Los niños pueden ayudar en su elaboración, lo que supone compartir buenos momentos con ellos y alimentar su autoestima al fabricar algo que luego formará parte del hogar.

Existen muchos modelos posibles de casas para pájaros, y también distintos materiales con los cuales se pueden confeccionar.

1. Casas para pájaros con tetrabricks

Una de las casas para pájaros más simples y fáciles de hacer con niños es la que se fabrica con un tetrabrik. Hay que efectuar un agujero en uno de sus lados para que el ave pueda entrar por allí.

Los niños pueden crear una casita para pájaros con objetos cotidianos, como una caja de zapatos, un tetrabrik o botellas de plástico
Es importante limpiar bien la parte interna de la caja, para evitar que esté pegajosa debido al líquido contenido con anterioridad (leche, zumo, vino, etc.).

Si se levanta una de las pestañas plegadas hacia abajo y se realiza en ella un orificio, será muy fácil colgar la casita de los pájaros de un clavo o una varilla en la pared.

Un elemento importante, para este y los demás diseños, es reservar un espacio en el exterior del nido para que los pájaros puedan apoyarse y descansar. Puede ser una varilla o una superficie un poco más ancha (como un pequeño trampolín). En el caso del tetrabrik, se puede construir con el propio trozo de cartón quitado de la caja para el orificio de entrada (es decir, la puerta).

2. Casas para pájaros con botellas de plástico

Otro modelo muy divertido y fácil para los niños, que además también reutiliza recipientes domésticos, es el fabricado con dos botellas de plástico.

Lo idóneo es que sean dos botellas del mismo tipo, para asegurar un diámetro igual en ambas. Hay que cortarlas a una misma altura, unos 12 o 15 centímetros desde la base. Luego, se encastran por las partes recortadas, se pegan con cola o cinta adhesiva y se agujerean en uno de los lados para dar lugar a la puerta de la casita.

Es fundamental, tanto en el trabajo con las cajas de tetrabrik como con las botellas de plástico, la decoración posterior. Además, es en esta etapa cuando los niños pueden tener una participación más activa: pueden pintar, dibujar y pegar adornos de papel, de goma EVA u otros materiales en las casitas para los pájaros.

De esta forma, las dos bases de botellas pueden convertirse en un simpático mono o en lo que la propia creatividad de los pequeños decida.

3. Cajas de zapatos transformadas en un comedero de pájaros por los niños


Una tercera opción sencilla y con elementos fáciles de construir consiste en emplear una caja de zapatos para crear la casa de pájaros con niños. Hay que fijar la tapa a la caja con cinta adhesiva y realizar en ella el orificio para que el ave pueda entrar y salir.

Al igual que en los casos anteriores, los niños pueden decorar el nido con pintura o con adornos pegados.

En una casa hecha con una caja de zapatos es más sencillo incorporar un tejado a dos aguas. Para hacer la típica V invertida, se puede usar la tapa de otra caja similar. Pegar el tejado sobre la casa es la opción más rápida y simple, pero recortar la caja para adaptar su forma a la del tejado brinda un acabado más bonito y elegante.

4. Casas de madera, con ayuda de los adultos

También es posible fabricar una casa de madera para los pájaros, aunque esto resulta más complicado y puede requerir ayuda de los adultos.

Una alternativa es comprarla ya hecha y decorarla a gusto. Para los niños es muy divertido pintar la madera con témperas u otros productos. Se pueden pegar adornos e incluso emplear técnicas decorativas más complejas, como el decoupage.

Casas para pájaros en la habitación de los niños
Más allá de su objetivo original, las casas para pájaros pueden ser elementos decorativos en interiores, en particular en las habitaciones infantiles. De este modo, no alojarán aves ni permitirán gozar de su canto y la alegría que transmiten, pero sí darán un toque divertido al espacio de los niños.
Las casas para pájaros se pueden acompañar con moradores, como peluches o muñecos fabricados por los pequeños que representen pájaros.
Otra posibilidad muy interesante es combinar la decoración con ramas de árboles. Para ello, las ramas pueden ser reales (colgadas del techo por hilos o sujetas con ganchos a la pared) o bien estar representadas por dibujos, pinturas o vinilos adhesivos.
MANUALIDADES en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares