English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Lámparas con objetos reciclados

Una gran cantidad de objetos cotidianos se pueden reutilizar y formar parte de lámparas muy originales // Fuente: www.consumer.es

La decoración con objetos reutilizados o de uso cotidiano es una tendencia en auge. En el caso de las lámparas, con algo de creatividad y muy poco dinero, se pueden obtener óptimos resultados aprovechando los contrastes y los juegos de luz que proporciona el uso de estos elementos. Este artículo explica cómo crear lámparas originales con objetos cotidianos y de qué forma gran variedad de elementos se pueden convertir en adornos tanto para lámparas colgantes como para las pantallas de las lámparas de mesa o de pie.
Lámparas originales a partir de objetos cotidianos



Las lámparas ocupan un lugar importante en la decoración del hogar, no solo de interiores sino también en espacios abiertos como patios, jardines o terrazas. De hecho, se comercializan innumerables tipos de lámparas, desde las más clásicas y sencillas hasta las más modernas, de diseños especiales y los más altos precios


Pero hay otra forma de iluminar y de decorar: confeccionar las lámparas con objetos reutilizados o de bajo coste y uso cotidiano en casa. Algunas empresas de diseño se encargan de manera específica de crear nuevos modelos a partir de esta clase de elementos, y logran productos de verdadera sofisticación. Pero también es posible hacerlo uno mismo. En este artículo se recopilan algunas ideas para crear lámparas a partir de objetos simples, sin mucha dificultad y sin gastar mucho dinero.

Adornos para lámparas colgantes

El concepto para adornar lámparas colgantes es simple: colocar objetos alrededor del foco para que generen un efecto atractivo cuando este se encienda. La repetición de estos elementos cotidianos y los contrastes y contraluces que genera la fuente de luz dotan a estas creaciones de singular atractivo. Claro que, en función de cuáles sean los objetos que se pongan en torno al foco, el resultado cambiará de manera radical.

Se pueden reutilizar partes de bicicletas y colgar utensilios de cocina. Incluso en las lámparas chinas que son de papel. ¿Qué pasa si sobre el papel de arroz se pegan otros objetos? Papeles de magdalena adheridos alrededor de toda la esfera dan al cuerpo una particular belleza.

También es muy bonito el efecto que generan cabezas de cucharitas de plástico (solo la parte preparada para sostener alimentos, sin el mango) superpuestas, que dan al conjunto una textura que recuerda a la de las piñas. Si se usa papel de arroz, la luz queda bastante tapada y la lámpara iluminará menos, por lo cual en este caso conviene el empleo de una botella de plástico transparente. No importa que el plástico pueda no lucir bien por sí mismo, pues quedará oculto bajo las cucharitas.

Algunos elementos muy básicos y de muy bajo coste que ofrecen posibilidades similares son los vasos de plástico (enteros o convertidos en "flores" al cortar sus laterales en tiras y plegarlas sobre sí mismas) o botes (como los de yogur, pero sin etiqueta). Conviene quitarles el fondo para que pase más luz.

Ofrecen muy buenos resultados hasta productos tan distintos como pelotitas de ping-pong (que, al igual que los vasos y los botes de yogur, son de plástico de poco espesor y, por lo tanto, dejan pasar bastante luz) e incluso escobillas de baño (también blancas) alrededor del foco.

Lámparas con objetos de todo tipo


En otros casos, el recipiente en que se encuentre la fuente de luz puede dar originalidad a la lámpara. Una bombilla alargada en una botella de cristal da una luz muy bonita, y muy decorativa cuando el cristal es de color. Las lámparas también se pueden introducir en botes metálicos, como los de cerveza o leches de fórmula. Hay quienes se inspiraron en el arte pop de Andy Warhol y diseñaron lámparas en botes de sopa Campbell (o decorados como si lo fueran). Las macetas, por su parte, pueden tener vida en el jardín pero alejadas del suelo: como recipiente para una fuente de iluminación.

Existen empresas que diseñan lámparas sofisticadas con artículos cotidianos, con resultados espectaculares. Hay lámparas de lujo creadas con bolígrafos, cajas de CD, fragmentos de botellas y hasta bolsas de plástico. Da la sensación de que casi con cualquier objeto reciclado se puede crear una lámpara. En todo caso, cualquier aficionado al bricolaje puede intentar emular estas creaciones o inspirarse en ellas para desarrollar las suyas propias.

Objetos reutilizados para las pantallas de las lámparas de pie o mesa
Las pantallas para las lámparas de pie o de mesa también otorgan un amplio campo para la utilización de objetos cotidianos. Una de las formas más originales de adornarlas es con una radiografía. En estos casos, el conjunto hace recordar los tableros lumínicos diseñados para que los médicos observen las radiografías.
Otras pantallas originales pueden ser cestas de mimbre, un paraguas (sin el mango), coladores metálicos, los cartones de los envases de los huevos, etc.
Y si la pantalla es de papel de arroz, las posibilidades se multiplican, ya que es posible adherir a ellas botones, trozos de tela, cartón, hilos y cualquier otro objeto lo bastante ligero. Solo es cuestión de imaginación y tiempo para ejecutarlo.
MANUALIDADES en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares