Ir al contenido principal

Destacados

Cultivar coles de Bruselas en maceta

Las coles de Bruselas, por su crecimiento vertical, son ideales para su cultivo en maceta. Es muy sencillo y nos dará grandes satisfacciones // Fuente http://www.guiadejardineria.com

Comenzaremos eligiendo la maceta perfecta para cultivar nuestros ejemplares. Una maceta de 30-35 cm de diámetro y otros tantos de profundidad será ideal para cada planta. Si queremos plantar dos ejemplares juntos la maceta deberá medir al menos unos 45-50 cm de diámetro. Es preferible usar macetas de barro ya que drenan bien y permiten el paso del aire. Las coles necesitan temperaturas frescas para crecer correctamente.


En zonas de clima fresco se pueden plantar en primavera, en cambio en zonas de clima templado es mejor plantarlas a finales de verano o principios de otoño. La siembra a partir de semillas se hace a 1,5 cm de profundidad y la temperatura del suelo debe estar entre 7 y 30ºC. Entre 5 y 20 días tardan las semillas en germinar. Cuando las plántulas tengan unos 10-15 cm de altura será el momen…
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Mini invernadero en casa

Así como a una recién nacida, una planta de interior necesita, en algunos casos, la protección de una atmósfera aparte, la de un pequeño invernadero

Un invernadero puede ser de diferentes tamaños y formas y no se asuste... se pueden conseguir o fabricar de manera que entre en su living, sin correr los muebles.

Pueden ser de forma de pirámide, de octógono, redondos, en forma de gota etc. Se arman alrededor de una estructura de madera o metal y sirven, de estar bien armados, como objetos de decoración en donde se pueden colocar determinados tipos de plantas de interior.


El tipo de planta que se incluya, no debe ser de gran follaje, debido a que después de un determinado tiempo, podría deteriorarse con el poco espacio de crecimiento disponible.

Se pueden poner flores o plantas en macetas independientes, o pueden conseguirse mini invernaderos que tengan una base de tierra para transplantarlas directamente (esta variante tiene la desventaja de que si quiere moverlo, debería implementarse un método para evitar el dañado de las plantas).

En este tipo de invernaderos pueden colocarse plantas con mayor necesidad de regado, debido a que sus paredes condensan la humedad y la mantiene por mucho tiempo.

Los cuidados elementales, se basan en abrir la tapa con frecuencia, para que no se produzcan condensaciones excesivas en el interior del mismo ni un exceso de carbónico procedente de la respiración de las plantas.

Y en cuanto al riego, deberá hacerse con mucho cuidado tratando de evitar acumulación de agua excesiva, sobre todo en el caso de que las plantas estén insertadas en la tierra propia del invernadero, directamente.

Por eso, es más aconsejable poner macetitas separadas, que se podrán sacar para regar individualmente.

Sin embargo, antes de comenzar con la tarea del regado, deberá asegurarse que la tierra no tenga ya, la cantidad de agua suficiente, ya que a diferencia del ambiente exterior, el invernadero mantiene un gran porcentaje de humedad en las superficies.

Luego, una vez perfeccionado el funcionamiento del mini invernadero, puede poner en práctica su gusto personal y decorarlo con elementos de su preferencia, que pueden ser caracoles, maderas, cintas, etc.

MANUALIDADES en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares