Ir al contenido principal

Destacados

Cultivar coles de Bruselas en maceta

Las coles de Bruselas, por su crecimiento vertical, son ideales para su cultivo en maceta. Es muy sencillo y nos dará grandes satisfacciones // Fuente http://www.guiadejardineria.com

Comenzaremos eligiendo la maceta perfecta para cultivar nuestros ejemplares. Una maceta de 30-35 cm de diámetro y otros tantos de profundidad será ideal para cada planta. Si queremos plantar dos ejemplares juntos la maceta deberá medir al menos unos 45-50 cm de diámetro. Es preferible usar macetas de barro ya que drenan bien y permiten el paso del aire. Las coles necesitan temperaturas frescas para crecer correctamente.


En zonas de clima fresco se pueden plantar en primavera, en cambio en zonas de clima templado es mejor plantarlas a finales de verano o principios de otoño. La siembra a partir de semillas se hace a 1,5 cm de profundidad y la temperatura del suelo debe estar entre 7 y 30ºC. Entre 5 y 20 días tardan las semillas en germinar. Cuando las plántulas tengan unos 10-15 cm de altura será el momen…
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Cortinas decoradas con papel tissue

Crear tus propias cortinas es un modo simple de lograr elegancia, simpleza y diversión en cualquier ambiente. Prepara tus materiales y comienza a crear las telas de tus ventanas, en poco tiempo y con materiales económicos. Esta será una idea especial para compartir con tus niños.

Materiales necesarios
Puedes hacer este trabajo sobre un género liviano y vaporoso, como seda natural o artificial, gasa u otro similar. Otra opcion es usar papel de seda en planchas enteras, para crear cortinas pequeñas. Adquiere y prepara la tela o el papel, cortándolos y cosiéndolos a la medida y dejándolos listos para la labor.

También necesitarás papel tissue de colores (puedes teñirlos en casa, sumergiéndolos en una solución de agua y unas gotas de colorante vegetal en pasta o en gel), sacabocados o cortadores de formas especiales, tijeras, un balde o palangana, agua tibia, vinagre blanco de alcohol, plástico negro u otro para cubrir la superficie de trabajo, cinta adhesiva de papel y una pequeña esponja suave.


Cómo hacer la cortina
En el balde, mezcla agua en cantidad suficiente con una taza pequeña de vinagre, y remoja allí la seda o el género elegido con cuidado. Mientras tanto, prepara la superficie de trabajo colocando el plástico bien estirado, sujetándolo con cinta y dejando algunos trozos listos para sujetar luego la tela.

Usando sacabocados y cortantes de formas, divide el papel tissue de colores. Puedes hacer mariposas, flores, letras, formas abstractas o lo que desees. Corta una buena cantidad, combinando colores y tamaños para dar variedad a la cortina.


Retira la tela del agua avinagrada y deja que escurra un poco. Aún mojada, colócala sobre el plástico, lo más estirada posible, y conserva el agua para humedecerla nuevamente cuando haga falta. Luego, simplemente comienza a colocar donde desees los cortes de papel tissue, siguiendo un patrón o libremente, como prefieras, incluso superponiéndolos para lograr efectos más interesantes.

Para adherirlos al género, presiona firmemente y sin desplazar con la esponja embebida en la mezcla de agua y vinagre, e incluso con tus dedos. Deja el trabajo perfectamente quieto por una a dos horas, o el tiempo que sea necesario hasta que la tela de base seque por su cuenta.

Pasado este tiempo, simplemente retira el papel, que habrá dejado estampada su forma y color en el género. Enjuaga en agua fría para fijar el color, y luego deja secar bien estirado. Finaliza con un planchado a seco, y ya tienes listas tus cortinas.

Esta misma técnica puede ser empleada en bufandas, pañoletas o cualquier tipo de ropa, y hasta en telas pesadas como tapizados y fundas de cojines. Una manera especial y muy económica de dar vida a los géneros de tu hogar.
MANUALIDADES en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares