English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Curso rápido de pintura sobre vidrio - 1 y 2

Existen dos tipos diferentes de pintura vitral o pintura para vidrios: a base de agua y convencional. Ambos tipos presentan un amplio rango de colores y pueden ser mezclados con facilidad. // Profesora: Anahí González

1 - MATERIALES:

Necesitaremos

Pintura para vidrio
Rotulador para vidrio
Vidrio o artículo de vidrio
Paleta de colores
Pincel
Esponja
Aguarrás (para colores a base de solvente)
Bolígrafo

Pinturas
Existen dos tipos diferentes de pintura vitral o pintura para vidrios: a base de agua y convencional. Ambos tipos presentan un amplio rango de colores y pueden ser mezclados con facilidad.


Las pinturas vitrales a base de agua pueden ser diluidas en agua, las herramientas empleadas son fácilmente lavadas, y el tiempo de secado es de 20 minutos —secado completo en dos o tres días—.

Las pinturas vitrales convencionales pueden ser diluidas en solvente, los cepillos deben ser limpiados con aguarrás o solvente, y tiempo de secado es de dos horas —secado completo en ocho horas—.


Rotuladores


Hay tres formas distintas de aplicar el rotulador sobre el vidrio:

Stickers rotuladores: éstos suelen ser ideales para principiantes y su mejor aplicación es sobre superficies planas y lisas. Comenzando por una esquina, despega el sticker cuidándote de no estirarlo ni desformarlo, y aplícalo sobre una superficie de vidrio limpio. Si usas un sticker grande, la forma más apropiada para ubicarlo es sobre la superficie de trabajo con la parte pegajosa hacia arriba. Ubica el artículo de vidrio sobre el sticker y presiona firmemente. Este método sólo será útil para proyectos transparentes.
Rotuladores convencionales: éstos son aplicados desde un tubo y generan un fino relieve sobre la superficie. Vienen en distintos colores. Pueden ser aplicados antes de la aplicación de la pintura o pueden verterse sobre una superficie previamente pintada a modo de finos detalles.

Cinta adhesiva: ésta es otra forma de crear un contorno para tu diseño, particularmente en puertas y ventanas. La cinta adhesiva viene en un rollo y suele conseguirse en dos anchos diferentes. Despega la cinta, adhiérela al vidrio, y dóblala para hacerla encajar en tu diseño.
Siempre vierte un poco de rotulador sobre un papel tissue para comprobar que no hayan obstrucciones o burbujas de aire en la boquilla. A medida que vayas trabajando, continúa efectuando esta prueba alternativamente. Esto te ayudará a evitar que las líneas se hagan demasiado gruesas.

2: Tipos de vidrio

Vidrio ordinario: transparente, de 3mm de espesor, utilizado generalmente para las ventanas, es ideal para nuestro trabajo. El vidrio de 2mm de espesor, generalmente utilizado para los marcos de los cuadros, no está indicado para la decoración por ser demasiado frágil.

Vidrio opalino: no es transparente y tiene aspecto marmóreo y lechoso; está indicado para la realización de pantallas para lámparas dada su capacidad para difundir la luz. Es también ideal para la construcción de cajas gracias a su efecto plástico.

Vidrio nacarado: su particular efecto irisado se obtiene con la aplicación de una laca sobre la placa.

Vidrio soplado: se caracteriza por la presencia en su interior de numerosas burbujas de aire de distinto tamaño, que hacen que destelle y que sea de gran valor. Su espesor es irregular debido a la técnica utilizada. Es muy caro y difícil de encontrar.
Vidrio coloreado: presenta un jaspeado como los vidrios opalinos, pero también es transparente. Se elabora en una amplia variedad de colores.
Vidrio catedral: su espesor varía de 3 a 4mm, es transparente y uniformemente coloreado, y se utiliza muchas veces en la decoración. Resulta fácil de encontrar. Combina bien con otros tipos de vidrio y, por último, por su superficie algo rugosa, hace más brillantes los colores. El vidrio catedral puede ser de diversas calidades.
Vidrio clásico: liso.

Waterglass: de superficie ondulada.

Vidrio Barroco: de colores estriados, como grandes olas; su coloración no es uniforme, por lo que la superficie varía con claroscuros.

Vidrio Ripple: tiene un aspecto que parece mojado.

Vidrio Granulado: de trama muy granulosa.
Espejos: los hay de muchos tipos y espesores (de 2 a 5mm), desde los que tienen la superficie uniforme plateada a los tratados de forma que simulen espejos antiguos.




MANUALIDADES en la REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares