English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

De hobby a negocio rentable desde el hogar

Cuando se trata de trabajo, la mayoría de la gente piensa en empleos monótonos para poder pagar las cuentas. Pero uno de los beneficios de tener un negocio casero es poder manejar su carrera de acuerdo a sus gustos...

¿Le gusta cocinar? Inicie un negocio de catering a domicilio. ¿Le gusta la fotografía? Inicie un negocio de fotografía en su hogar. ¿Le gusta viajar? Abra una agencia de viajes.

Convertir un hobby en un negocio puede acortar la curva de aprendizaje, si usted ya ha desarrollado una habilidad para esa actividad.

Además, si la gente ya sabe sobre su afición, podrá conseguir clientes de forma mucha más rápida. Estos son los pasos a seguir para convertir su hobby en un negocio casero:

1) Analice si es posible que, al convertir su hobby en su trabajo, se arruine la diversión


Los beneficios de los hobbies no se limitan a la diversión, sino que también incluyen la satisfacción y la relajación que generan.

Los pasatiempos son una gran forma de tomarse un descanso de los rigores del trabajo.

Cuando se transforma un hobby en un negocio casero, cambia el foco del goce a la necesidad financiera, lo cual puede conducir a un menor disfrute de la actividad.

Evalúe qué sucedería al hacer de su pasatiempo una actividad de tiempo completo para ganarse la vida; luego, decida si quiere poner esa actividad en una posición laboral.

2) Determine si hay un mercado para ese negocio

Sus amigos y familiares pueden alabar sus galletitas, sus jabones o sus joyas caseras, pero ¿la gente estará dispuesta a pagar por ello?

Al hacer la investigación de mercado, su objetivo debe ser descubrir si la gente está dispuesta a pagar por lo que usted ofrece específicamente, no lo que pagaría por el producto o servicio en general.

Eso significa que sus productos o servicios deben ser de calidad profesional.

3) Realice una prueba piloto

Usted puede ganar dinero con su hobby sin establecer una empresa formal, lo que significa que puede probarlo antes de comprometerse plenamente.

Usted puede comenzar realizando la actividad a tiempo parcial, complementándola con su trabajo. Probar su negocio le permitirá solucionar los problemas y determinar si desea realizarlo a tiempo completo.

4) Elabore un plan

Si decide seguir adelante, arme un plan de negocios que describa cómo es su negocio ahora y cuáles son los objetivos que quiere lograr.

No se saltee este paso pensando que ya conoce su hobby, o si ya lo está realizando a tiempo parcial. Llevar su negocio al siguiente nivel requiere análisis y planificación.

5) Que sea legal

Los organismos estatales permiten realizar deducciones de impuestos si usted puede probar que lo que hace es un negocio y no un hobby.

Uno de los factores que se tiene en cuenta es si usted ha creado formalmente su negocio o no. Esto comienza por la determinación de su estructura empresarial, ya sea como empresa individual o como sociedad comercial.

Independientemente de su estructura empresarial, es necesario abrir una cuenta independiente para su negocio y hacer actividades, como la comercialización, que demuestren la intención de establecer un negocio.

6) Marketing, marketing, marketing

Una cosa es venderle algunos productos a sus familiares o amigos, y otra es ganarse la vida vendiéndole al público.

El secreto del éxito en los negocios caseros, además de ofrecer un gran producto o servicio, es el marketing. La gente no va a comprar sus productos si no los conoce.

Las tareas de marketing deben ser siempre un elemento de sus operaciones de negocios diarias. Establezca un plan de marketing que describa quiénes son sus clientes potenciales, dónde se encuentran y cómo puede atraerlos.

Convertir su hobby en un negocio es una gran manera de ganar dinero haciendo algo que le gusta. Pero incluso aunque lo haga por diversión, si va a intentar ganarse la vida, tendrá que tratar a su empresa como un negocio profesional.

MANUALIDADES en la REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares