English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Tendencias de consumo: Por qué te sirven para generar nuevas oportunidades de negocios

Todos hemos escuchado o leído sobre tendencias, pero aún así siguen siendo algo abstracto para la mayoría de las personas. Como mucho, la asociación más común suele acotar las tendencias al mundo de la moda y al de la tecnología. Hay varios tipos de tendencias, pero hoy nos importan las tendencias de consumo. // Autor: Lic. Patricia Molina

Si tu organización tiene algún tipo de contacto con consumidores, entonces deberías interesarte por ellas.

En un mundo que se caracteriza por la sobreabundancia de información, el cambio constante y el frenesí por la innovación puedes sentirte apabullado.

¡La buena noticia es que también puedes encontrar oportunidades a granel!

Y las tendencias de consumo sirven para eso. Son la cresta de la ola del tsunami informativo y el marco que sirven para entender la rapidez con la que se produce el cambio.

Nos permiten procesar, y focalizar.


Nos ayudan a encontrar la oportunidad o insight adecuado, generar las ideas correctas y ejecutarlas de la manera óptima.

¿El resultado? Productos y servicios que agregan valor y dan beneficios concretos: consumidores felices y organizaciones eficientes y rentables.

Hoy te invito a bucear conmigo en el mundo de las tendencias de consumo y saber con exactitud por qué te sirven para generar nuevas oportunidades de negocios.



Pongámonos de acuerdo: ¿Qué es una tendencia de consumo?
Una tendencia de consumo es una nueva manifestación entre los consumidores – en las conductas, las actitudes o las expectativas – de una necesidad, deseo o aspiración humana básica.

Una nueva conducta. Una nueva opinión o actitud. Una nueva expectativa. Cualquiera de ellas puede ser la base para originar una tendencia de consumo.

El concepto se arma yuxtaponiendo el cambio externo – tecnológico, social, económico, etc. – a la naturaleza humana, que por esencia

permanece inalterable. Este modelo es el que permite entender cómo surgen las tendencias, y cómo reconocer una cuando la vemos.

Las tendencias no son modas
Las modas van y vienen. Las tendencias emergen y evolucionan.

¿Cuál es la diferencia entre una moda pasajera y una tendencia? Las tendencias emergen cuando los cambios externos producen nuevas formas de satisfacer los deseos y las necesidades humanas básicas.

Que una innovación falle no invalida la tendencia
Que una prestación en sí sea una moda o siga existiendo en el 2035 no lo sabemos. De todas formas, eso no es lo importante. Las tendencias no tienen que ver con el éxito o el fracaso de una innovación individual.

Recordemos que las tendencias de consumo tiene su base en deseos y necesidades humanas fundamentales. La clave está en identificar cuál se esconde detrás del ejemplo.

¿El deseo de conexión instantánea y gratificación social continuará? Sí. ¿Y habrá nuevas oportunidades de satisfacer ese deseo? Absolutamente.

El ejemplo individual es sólo un intento de adaptar una tendencia a un contexto específico: el mercado y consumidor objetivos.



Hay muchas otras variables (logísticas, financieras, de ejecución, etc.) que influyen en el éxito o fracaso de un producto/negocio como para concluir de forma absoluta sobre una tendencia en base sólo a un o unos pocos ejemplos.

Un cluster de ejemplos innovadores orienta sobre las direcciones hacia las que se dirige el consumo. El fracaso o éxito individual no aporta información relevante.

Muchas empresas de consumo colaborativo fracasaron en los últimos años. Pero digámosle a los creadores de Airbnb que eso invalida la tendencia del consumo colaborativo…

Los ejemplos al hablar de tendencias sirven para clarificar y darle forma
Identificar de forma concreta, analizar y aprender de las nuevas formas de innovación B2C es la esencia del método de trabajo con tendencias.

Los ejemplos son clave para mostrar cómo se detectan las tendencias y seguir el rastro de su evolución. Dan pistas estratégicas de hacia dónde se dirige el mundo del consumo.

Y hay un beneficio adicional. Los ejemplos dan vida a las tendencias mostrando como pueden ser aplicadas.

Una forma perfecta de inspirar para aplicarla en tu contexto.

Las tendencias y la investigación de mercado son cosas diferentes
La investigación de mercado tradicional es en esencia retrospectiva. Las tendencias tratan sobre el ahora y sobre el futuro.

La investigación de mercado tradicional es una herramienta fundamental para responder a preguntas como el tamaño del mercado, la percepción de marca, el marketshare, etc.

Pero en esencia es retrospectiva porque está basada en información sobre lo que los consumidores decían y hacían hasta ayer. Es la foto de un instante que ya pasó.

Y además está limitada por lo que los mismos consumidores pueden articular sobre sus deseos, necesidades y comportamientos (y sabemos que la mayoría cree una cosa de sí mismo que no necesariamente es reflejo de la realidad).

Por supuesto que esa información sirve como complemento para las tendencias. Pero trabajar sólo con la investigación tradicional de mercado significa un riesgo importante de perder futuras oportunidades.

Espero que te haya resultado interesante…¡y de utilidad!

Pero no se acaba aquí. En nuestro próximo encuentro te contaré 5 cosas más sobre por qué las tendencias de consumo te van a ayudar a generar más oportunidades de negocios.

Acerca de Patricia Molina

Trabajo con organizaciones y empresas del sector turístico para generar nuevas oportunidades de desarrollo y negocios a partir de tendencias. Con mis herramientas te ayudaré a producir ideas y crear una cultura innovadora que las transforme en productos y servicios que aumenten la rentabilidad y el posicionamiento.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
MANUALIDADES en la REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares