English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Negocios en familia


¿Cómo llegar a buen puerto con un negocios de familia sin que se arruine el matrimonio?

Hay momentos en la vida –sobre todo pasando los 50- en que si uno se queda sin trabajo se hace muy difícil encontrar otro, sobre todo uno que nos satisfaga.


Por eso, que mejor que emprender algún negocio con su familia o pareja y de esa manera llevar adelante la vida que venía teniendo.

¡Pero no siempre es tan fácil!

Por eso, lo mejor es seguir estos consejos para encarar un negocio con su pareja:


1. Nunca discuta del negocio en el dormitorio. Tampoco en lugares compartidos como el living, el lugar de lectura, etc. Establezca un lugar específico para desarrollar sus negocios.

2. Tenga un plan de negocios. Prepárese para realizar cambios en ese plan a medida que su empresa crezca y se desarrolle. Esto le ayuda a clarificar su visión y ahorrar tiempo. En caso contrario, usted corre el riesgo de reaccionar mal a lo que venga en un futuro, en vez de distinguir las oportunidades que lo lleven a lograr objetivos.

3. Tenga una división clara de responsabilidades según el talento, el interés, y las tendencias de cada uno. Es provechoso que ambos reconozcan que tienen personalidades diferentes. Uno puede ser más visionario y tener más ideas que el otro. El otro en cambio puede ser más optimista, estratega y aplicado. También ambos pueden aprender del otro a medida que vayan haciendo las cosas.

4. Tenga una estructura de trabajo. Puede sonar obvio, pero esto le ahorrará tiempo. Una estructura puede ayudarlo a evitar duplicar los esfuerzos o dejar tareas libradas al azar. Así se puede ver quién de los dos desarrollará cada tarea.
Vivir y trabajar juntos puede producir tensiones, por eso es bueno crear un clima organizado para que no haya roces entre ambos. Que cada uno respete su espacio y no se entrometa en las tareas del otro.

5. Programe el tiempo libre también. Siempre es bueno tener tiempo fuera de los negocios y que estos no ocupen el resto del día. El negocio en sí mismo puede ofrecer diversión, pero es necesaria cierta disciplina para que funcione. No es un juego el que el negocio falle o sea exitoso. Por eso es bueno tener tiempo libre para caminar, salir a tomar algo o al cine, tener tiempo de lecturas, tomar un café, etc.

6. Acuerde consultar y tomar las grandes decisiones juntos. Deje que las decisiones más pequeñas las tome cada uno por su lado y se haga responsable, pero siempre informe a su pareja de lo que haya hecho. Esto es muy útil para que luego no haya tensiones ni discusiones absurdas.

7. Lo principal es que sean flexibles, se diviertan, se rían y no estén tensionados. Si usted antes tuvo un trabajo y nunca gozó de él, es hora de que disfrute. Y qué mejor manera que trabajando con alguien al que quiere mucho y con quien comparte su vida.


Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
MANUALIDADES en la REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares