Ir al contenido principal

Destacados

Cultivar coles de Bruselas en maceta

Las coles de Bruselas, por su crecimiento vertical, son ideales para su cultivo en maceta. Es muy sencillo y nos dará grandes satisfacciones // Fuente http://www.guiadejardineria.com

Comenzaremos eligiendo la maceta perfecta para cultivar nuestros ejemplares. Una maceta de 30-35 cm de diámetro y otros tantos de profundidad será ideal para cada planta. Si queremos plantar dos ejemplares juntos la maceta deberá medir al menos unos 45-50 cm de diámetro. Es preferible usar macetas de barro ya que drenan bien y permiten el paso del aire. Las coles necesitan temperaturas frescas para crecer correctamente.


En zonas de clima fresco se pueden plantar en primavera, en cambio en zonas de clima templado es mejor plantarlas a finales de verano o principios de otoño. La siembra a partir de semillas se hace a 1,5 cm de profundidad y la temperatura del suelo debe estar entre 7 y 30ºC. Entre 5 y 20 días tardan las semillas en germinar. Cuando las plántulas tengan unos 10-15 cm de altura será el momen…
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Silla de musgo


Esta silla recubierta de musgo resulta altamente decorativa y producirá un fuerte impacto estético allá donde la coloquemos.


Material:

Una silla
Papel de periódico
Tela metálica fina
Adhesivo en spray
Musgo en placas grandes


El primer paso será encontrar la silla adecuada, debe ser una silla sólida, de madera u otro material, y con una forma interesante. Una silla antigua aportará un toque vintage que nunca viene mal y es tendencia en decoración.

Después deberemos recolectar una buena provisión de periódicos y cortar sus hojas en tiras largas. Las mojaremos y las pegaremos sobre todo el contorno de la silla. Una vez tengamos la silla cubierta de papel y éste se haya secado aplicaremos adhesivo en spray e iremos pegando encima la tela metálica. Ésta será una buena base para que el musgo tenga dónde fijarse.


Acto seguido cogeremos las placas de musgo y pulverizaremos su parte inferior también con el adhesivo en spray. Iremos colocando las placas de musgo sobre la silla.

Una vez tengamos la silla recubierta de musgo la instalaremos donde prefiramos, una galería, un patio, una terraza o donde más nos guste. Habrá que mantener el musgo con un buen grado de humedad y para ello pulverizaremos regularmente agua con un nebulizador. El papel de periódico actuará como reserva de agua para el musgo.

Vía: urbangardensweb.com


Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
MANUALIDADES en la REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares